"…y ellas, por pasarle mejor, dieron en ser golosas y pocos días se pasaban sin hacer mil cosas, a quien la miel y el azúcar hacen sabrosas." (El celoso estremeño, Cervantes)

Os traigo un pastel decorado con fondant 🙂

¿Qué es el fondant? Es una pasta de azúcar y de otros ingredientes que pueden variar dependiendo del tipo de fondant, que además es elástica y que nos sirve para decorar pasteles y hacer virguerías con ellos.

Tenemos la opción de comprarlo hecho, opción mucho más cómoda, pero también podemos elaborarla por nuestra cuenta. Necesitaremos preveer nuestro pastel con unos días de antelación, pero la satisfacción de haber hecho todo una misma, es mayor. Respecto al sabor, normalmente si se hace en casa queda más dulce pero yo he probado varias marcas de fondant ya preparado y todas me han parecido buenas.

No es pesado y al morder no notas el “crujir” del azúcar. La idea está en que hagamos la capa de la decoración lo más fina posible, de ahí una de las dificultades del trabajo con este ingrediente.

Se recomienda que cuando se vaya a hacer un pastel de este tipo, el bizcocho sea resistente, sobretodo dependiente del tipo de decoración que queramos hacer. El más utilizado es uno llamado Madeire Sponge Cake (MSC), que además de la resistencia nos ofrece la posibilidad de trabajarlo sin que se desmigaje y por tanto nos quedemos sin bizcocho si lo que queríamos era darle otra forma que no fuera la redonda de toda la vida.

Personalmente he probado esta decoración con El Bizcocho del que os hablaba en el anterior post y no he tenido problemas. Es cierto que mis decoraciones con esta pasta por el momento han sido sencillas, pero por el momento me ha dado buenos resultados. Como todo en la cocina, es cuestión de probar y de escoger lo que más nos guste 😉

También es importante tener en cuenta que necesitaremos algo a modo de “pegamento” para que esta pasta se adhiera al bizcocho. En este caso yo utilicé una buttercream de chocolate.

En futuros posts os iré hablando más de este producto 🙂

¡VAMOS A ELLO!

Como os he dicho, he utilizado para el bizcocho la misma receta que os he indicado en el post anterior, sirviéndome en este caso de un molde cuadrado.

Mientras se enfriaba preparé la buttercream de chocolate. Para quien no sepa lo que es el buttercream o crema de mantequilla, pensad en los típicos pasteles americanos que salen en las películas, cubiertos totalmente con un crema normalmente blanca…pues eso 😉

Una vez ya está frío, corte los bordes y le di una forma algo más rectangular. A continuación, los partí en tres capas. Para esta tarea recomiendo tener un cortador de bizcochos ya que obtendremos sí o sí un corte recto y mejor que si lo hacemos con el cuchillo.

Puse un poco de buttercream en el plato donde iba a presentar el pastel y coloqué la primera capa. De esta manera evitamos que se mueva. Con un pincel de cocina, cubrí la capa con mermelada de fresa, puse la segunda “rebanada” de bizcocho y la volví a cubrir de mermelada.

Una vez están las tres capas, tapamos todo con la buttercream. Lo “forramos” como si no quisiéramos que se viera el bizcocho. Reservamos.

Ahora le toca el turno al fondant. Cogeremos una cantidad de fondant que dependerá del tamaño de nuestro pastel, haremos una bola con las manos para darle “calor” y que se ablande un poco más y a continuación la amasaremos y la iremos estirando hasta que nos quede tan fina como tengamos pensado hacerla.

Con mucho cuidado, enrollaremos la pasta en el amasador ya que con las manos es bastante probable que se nos rompa, y la coloraremos con cuidado encima del pastel.

A partir de aquí será cuestión de ir “acariciando” la pasta contra el bizcocho para que se pegue bien por todos los lados. Un cortador de pizzas por ejemplo, nos servirá para eliminar el fondant sobrante de los lados.

Después utilicé trocitos de fondant rosa para hacer lo que sería el lazo del pastel. En este caso, para que se pegara a la capa blanca, lo que hice fue mezclar un poco de agua con azúcar y utilizarlo como cola en el fondant rosa antes de colocarlo donde quería.

Más adelante os pondré fotos de todo el procedimiento para que así os resulte más fácil. Pero como todo, es cuestión de práctica. Mi pastel podría haber quedado mucho mejor, sin embargo para lo poco que he practicado con esta pasta de azúcar, estoy orgullosa de los resultado.

¡BON APPETIT! 😀

Anuncios

Comentarios en: "Regalo de chocolate" (1)

  1. Tiene una pinta impresionante y además es precioso !!!!!
    Felicidades :DDDD

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: